Jornada sobre casas regionales FESCU

La Directora General de Relaciones Institucionales y Acción Exterior de la Junta de Castilla y León, María de Diego Durántez, participó, en el día de hoy, en un encuentro de trabajo organizado por la Federación de Casas Regionales en Cataluña, FESCU, en la sede del Hogar Centro Castellano y Leonés de Catalunya.

En el acto también participó el Responsable de las Casas Regionales de la Generalitat de Catalunya, Xavier Cortés, que actuó como ponente junto a María de Diego.

Ha sido una jornada intensa, pero fructífera, según se desprendía de los comentarios oídos a los responsables de las Casas de Castilla y León en la comunidad catalana.

Se inició con una reunión de la Directora General con todos los Presidentes de las casas que componen la Federación. En un ambiente cordial, pero claro por parte de todos, se analizaron los problemas y, especialmente las soluciones a aportar en unos momentos complejos para estas Entidades.

En el acto abierto al público, Xavier Cortés, expuso las acciones que está llevando a cabo su Departamento a fin de compensar la escasez económica, común a todas las administraciones, abogando por la implementación de las nuevas tecnologías que pueden ayudar al mantenimiento de las Casas Regionales.

María de Diego, por su parte, trasladó el saludo del Presidente de la Junta a todos los asistentes y apeló a la imaginación de todos para adaptarnos a la situación actual, ya que las razones por las que se constituyeron en su día las casas, han cambiado y necesitan adaptarse a las nuevas realidades.

Dejó patente el compromiso de la Junta con estas entidades, que se recoge de forma oficial en el nuevo Plan de Apoyo a la Ciudadanía Exterior.

Los socios de las Casas Regionales, que llenaban el salón de actos, tuvieron ocasión de interpelar a los ponentes y exponerles sus inquietudes.

El acto fue moderado por Luis García Calavia, Presidente de FESCU.

Finalizaron los actos con un Vino Español ofrecido al numeroso público asistente.

Desde luego, ha sido una jornada necesaria, tanto como otras que tendrán que venir, encaminadas al rediseño de los objetivos y actividades que los nuevos tiempos demandan y por lo que la FESCU apuesta.